Recambio de bujías

 

Cumplen la función de soportar las altas temperaturas a las que se expone al motor en el momento de la explosión inicial. Su mantenimiento correcto asegura ahorro de combustible y buena combustion.
 
La bujía es un elemento pequeño del motor pero fundamental porque es la encargada de soportar los mil grados centígrados que genera la explosión inicial de la combustión. Además, su función es permitir el salto de una chispa eléctrica en el interior de la cámara donde llega el combustible. Si el grado térmico de la misma no es el adecuado para el automóvil, entonces se genera un gasto mayor de nafta o diesel, corrosión de los tubos de escape y contaminación ambiental.
La profundidad, el largo, que tienen las diversas bujías son las que marcan cuál es su grado térmico y, por ende, la adecuada para cada vehículo, ya que no es lo mismo una bujía para autos cero kilómetro que para un motor que ya tiene más de 100 mil kilómetros recorridos.
Las bujías calientes son aquellas que tienen mucha distancia entre la cerámica y el electrodo central y cuerpo de rosca. En estos casos, el refrigerante de la tapa de cilindros le disipa poco calor. Las bujías frías, en tanto, tienen poca profundidad entre la cerámica y el electrodo central y el cuerpo de rosca, por lo que el refrigerante le disipa mucho calor.

Tips y consejos
Estos elementos se fabrican con hasta cuatro electrodos, pero no existen diferencias en cuando a su funcionamiento termodinámico sino que las variantes están en el poder de conductividad si los electrodos son de platino, plata, cobre o níquel. Por supuesto, a cuando mejor material, mejor funcionamiento y mayor precio.
Pero de nada servirá tener las bujías más sofisticadas y caras si el sistema eléctrico al que se conectan está deteriorado y quemado. Por este motivo, lo ideal es que cuando se realiza un recambio de bujías en casa o el taller, se controle también el circuito de cables para asegurarse de que todo funcionará a la perfección.
La forma de las bujías de uso más común es hexagonal y tienen entre 16 y 21 milímetros, lo que resulta pequeño para la función tan importante que cumple. En los vehículos, se usa una bujía por cada cilindro que posea el motor y su vida útil está relacionada con la cantidad de veces por día que se arranque el motor y el estado del sistema de inyección. Su durabilidad se estima, de todos modos, en 70 mil kilómetros o tres años de uso. En los motores de nafta, las bujías duran entre 20 y 30 mil kilómetros.
En el caso de los diesel se usan las de incandescencia, que son de resistencia y en los sistemas de arranque ayudan a aumentar la disposición de encendido en la mezcla de combustible-aire durante la fase de arranque. También colaboran con la reducción de emisión de gases y ruidos durante la combustión.
Los precios para los motores diesel van entre los 25 y los 35 pesos cada bujía; los de nafta, entre 4 y 18 pesos; y las Motorcraft, que son las obligatorias de los autos Ford, 22 pesos cada una.

RECUADRO
Cómo funcionan
Las bujías trabajan de la siguiente manera: cuando el pistón comprime la mezcla de combustible y de aire, salta la chispa entre los electrodos de la bujía, generándose la explosión que alcanza unos 45÷65 Kg/cm_ con fuerzas de empuje sobre los pistones de unos 2.000 kilogramos y que, en función de la profundidad de la bujía –si es caliente o fría-, afectará a la relación de compresión, produciéndose un mejor rendimiento del motor. La bujía de un coche nuevo debe ser distinta a la de otro que rodó muchos kilómetros, más de 100 mil por ejemplo. Aunque muchas veces las automotrices recomiendan la misma, los mecánicos expertos dicen lo contrario, aduciendo que en los catálogos incluso, para distintos motores indican el mismo grado térmico. En casos en que el grado térmico de bujía sea incorrecto, entonces la misma generará las llamadas “perlas”, que son residuos.

 
Fuente: Infobae 05/05/07
Recambio de bujías
Esta entrada fue publicada en CONSEJOS UTILES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s