Maniobra de adelantamiento

El adelantamiento es la maniobra más riesgosa en ruta. Para realizarla adecuadamente es importante una correcta apreciación del tiempo que insumirá, la distancia disponible y la velocidad a desarrollar. Esta habilidad se adquiere principalmente con la experiencia. Sin embargo, no deben olvidarse ciertas consideraciones para la realización del adelantamiento en forma exitosa.

El adelantamiento es la maniobra que se efectúa para sobrepasar a otro vehículo que circula delante nuestro. Puede resultar una operación bastante peligrosa cuando se transita por un camino de doble sentido de circulación y cuyo ancho es de sólo dos carriles, ya que al realizarla es necesario circular varias decenas metros de contramano, con el consiguiente riesgo de un choque frontal.
Las colisiones de este tipo suelen ser graves, dado que la fuerza de choque resulta de la suma de la velocidad de ambos vehículos. Estos accidentes se originan ya sea por una incorrecta apreciación de tiempo, distancia y velocidades, por la impaciencia del conductor o bien por la falta de visibilidad al adelantar en lugares incorrectos.
La experiencia ayuda a desarrollar la habilidad para determinar distancias y velocidades, a fin de poder juzgar el momento adecuado para la maniobra
Sin embargo conviene tener presente ciertos aspectos, sin olvidar que el adelantamiento debe efectuarse por la izquierda:

• Observar la información que brinda tanto el señalamiento vertical como la demarcación horizontal.
• Recordar la prohibición de adelantarse en curvas, pendientes, túneles, puentes, encrucijadas y cruces ferroviarios
• Quien efectúa el adelantamiento no debe colocarse demasiado cerca del vehículo que va a sobrepasar, especialmente si éste es de grandes dimensiones, ya que ello no sólo constituye una infracción, sino que además disminuye o anula el campo de visión.
• Antes de iniciar la maniobra deben observarse los espejos retrovisores a fin de comprobar si otro vehículo no está efectuando un sobrepaso. Se debe también efectuar las indicaciones luminosas (guiño izquierdo) y manuales.
• Al iniciar el adelantamiento es necesario avisar acerca de nuestras intenciones al vehículo que circula adelante, ya sea con un toque de bocina o bien con un destello de luz alta si es de noche.
• Cuando se retome el carril derecho debe colocarse la luz de giro correspondiente Es importante también guardar una distancia prudencial del vehículo adelantado, por lo que se recomienda regresar al carril derecho cuando pueda verse por el espejo retrovisor interno la figura del vehículo que se ha sobrepasado.
• Es importante recordar que no debe efectuarse un adelantamiento si otro vehículo se encuentra realizando la misma maniobra
.
Todo vehículo que es adelantado debe facilitar la maniobra, manteniéndose a la derecha de la calzada y eventualmente reduciendo la velocidad. Puede asimismo avisar con su luz de giro izquierda acerca de la inconveniencia de la maniobra de adelantamiento, ante la cual los vehículos que circulan por detrás deben abstenerse de realizarla.
Sólo está permitido adelantar por la derecha cuando:

1. El vehículo que circula adelante indica que va a girar o detenerse hacia la izquierda
2. En un embotellamiento en vías de varios carriles, cuando la fila izquierda no avanza o bien lo hace más lentamente.

Fuente: Automóvil Club Argentino
 
Esta entrada fue publicada en CONSEJOS UTILES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s