El campo visual en la conducción

EL CAMPO VISUAL EN LA CONDUCCIÓN
 

La mayor parte de la información que le llega a un conductor es por medio de sus ojos. La zona que abarca la vista es el llamado campo visual. El mismo puede estar afectado por factores tales como el diseño del vehículo, las condiciones climáticas, el tránsito, la velocidad de circulación y el estado físico del conductor. No siempre se toma en cuenta la significación que el uso de un adecuado campo visual tiene para una conducción segura.

El 80 % de la información que un conductor recibe y necesita es a través de sus ojos.
Para captar la mayor cantidad de mensajes que le brinda una escena de tránsito, el conductor debe utilizar la zona de la vista más amplia, que abarca aproximadamente unos 170 grados. Ésta le brindará una idea acabada del conjunto, para permitir una reacción adecuada en el tránsito.

De día, con luz suficiente, todo conductor puede ver un tramo bastante amplio de la calzada hacia adelante, hacia atrás y hacia los costados, ya sea por medio de los espejos retrovisores o bien mediante giros de la cabeza. Esto es lo que constituye su campo visual.
Dicho campo suele estar limitado por:
1) El marco y los montantes del parabrisas y ventanillas del vehículo, así como las calcomanías y adornos colocados en ventanillas, parabrisas y luneta.
2) Otros vehículos en circulación o detenidos en la vía pública.
3) Edificaciones de todo tipo, puestos de flores, diarios y revistas, etc.
4) Condiciones climáticas imperantes tales como lluvia, nieve, niebla, etc.
5) Falta de iluminación.

En la zona rural, de noche, el campo visual depende del alcance de las luces del vehículo.
Las luces largas iluminan unos 150 metros y abarcan un campo de iluminación de aproximadamente 80 grados.
En la ciudad las intersecciones son lugares donde la visibilidad suele ser escasa y donde es importante ampliar el campo visual sobre la vía que se atraviesa. Ello se logra principalmente teniendo en cuenta lo siguiente:
• Avanzar lo suficiente como para poder observar un campo de visión mayor.
• En caso de tener que esperar antes de cruzar la intersección, hacerlo desde una posición segura.
Existe otro factor que también disminuye el campo visual, que es la velocidad. Cuando más rápido se mueve el vehículo, su conductor más se aproxima al género visual denominado “túnel” . A medida que se acelera se va perdiendo la visión de los objetos ubicados en ambos lados.
Este fenómeno comienza a los 40 km/h, velocidad en la que el campo visual se reduce a 100 grados.
Mientras más aumenta la velocidad más se cierra el campo visual. A 100 km/h el campo visual es de tan sólo 50 grados aproximadamente.
Por otra parte la ingesta de alcohol, o determinadas drogas como sedantes y narcóticos, así como la fatiga, inciden también sobre el campo visual de los conductores, con los consabidos riesgos que de ello se deriva.

 

Fuente: Automóvil Club Argentino

Esta entrada fue publicada en CONSEJOS UTILES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s