Cómo y cuando revisar los frenos

El sistema de frenado de un automóvil da señales de fatiga o de mal funcionamiento, muchas veces relacionado con un uso incorrecto.
 
El sistema de frenado de un automóvil da señales de fatiga o de mal funcionamiento, muchas veces relacionado con un uso incorrecto
 

Como cualquier otro componente del automóvil, el sistema de frenos tiene un programa de control y eventual cambio de elementos programado en los servicios de rutina. Pero, tratándose de los frenos, que es el principal sistema relacionado con la seguridad, es conveniente conocer algunas particularidades sobre el tema.

Las fábricas han sobredimensionado el sistema de frenos de los automóviles con el fin de eliminar la posibilidad de un desperfecto repentino y sin previo aviso. En ese marco, si ocurriera un desperfecto, el doble circuito que asiste al sistema garantiza siempre un frenado razonable. De todas formas, es necesario realizar los controles establecidos en las tablas de mantenimiento para establecer las curvas de desgaste de los distintos componentes del sistema.

La mayoría de los autos modernos traen sensores de desgaste de pastillas que advierten sobre los tiempos de cambio de los repuestos. Sin embargo, existen algunas pruebas para determinar el estado del sistema. Una de ellas es lanzar a unos 100 kilómetros por hora al auto en una ruta o lugar descongestionado.

En momentos en que no circule nadie detrás, y manteniendo las dos manos firmes sobre el volante, frenar como se haría en una situación de emergencia. En esa circunstancia, con seguridad, se pondrá de manifiesto cualquier anormalidad, si la hubiese.

El automóvil deberá frenar con eficiencia, sin bloquear las ruedas y manteniendo la trayectoria sin desviarse.

En caso que no tenga control de frenos automático (ABS), las cuatro ruedas deben patinar- llegado el caso- a la vez, y el auto debe también mantener la trayectoria lineal de rodado.

En caso de no cumplirse tales requerimientos, el sistema debe ser controlado por un especialista.

La recomendación de oro es frenar con amplio margen de seguridad, aminorando la marcha suavemente para evitar los choques de atrás.

Excesos en la conducción

El sistema de frenos también evidencia los excesos en la conducción. Si las llantas delanteras aparecen cubiertas con una película negra es que el estilo de manejo es demasiado exigente. Las marchas responden a las partículas que se desprende de las pastillas o las zapatas de freno.

Es conveniente frenar siempre en forma suave y progresiva, evitando las patadas al pedal.

Debido a la distribución de peso y su geometría, un auto debe frenar más adelante que atrás. Es por eso que el tren delantero, en los autos modernos, está provisto de frenos a disco, y con tambor el tren trasero.

Los frenos a tambor funciona con un cilindro ancho que gira con la rueda. Al frenar, un sistema hidráulico expende dos o más zapatas que generan fricción sobre la banda de rodamiento del tambor y reducen el impulso.

Los frenos a disco funcionan con el mismo principio. Un disco gira adosado a la rueda, y es detenido por dos o más mordazas sujetas al eje que lo aprietan. Los más efectivos son los frenos a disco ventilados, pero debido a que su manufactura es muy complicada, sólo proveen a los autos de alta gama, como Ferrari, por ejemplo.

El sistema ABS

El sistema ABS (siglas en inglés para denominar al sistema antibloqueo de frenos) funciona con una computadora que recibe la señal del pedal de freno, y los sensores en las ruedas, de modo que revisa constantemente los sensores de las ruedas y verifica que no estén bloqueadas. En caso de detenerse alguna de las ruedas, se libera parte de la presión sobre ella para que siga rodando.

Gracias al ABS es posible doblar frenando sin que el auto tienda a deslizarse o derrape. De la misma manera permite, por los brevísimos impulsos electrónicos que liberan la rueda, frenadas de emergencia en pisos mojados.

En las situaciones de emergencia, los autos equipados con ABS requieren que la acción de frenado se mantenga enérgicamente, casi pateando el pedal. De esa forma el sistema electrónico que regula el ABS actúa de la manera más eficaz posible y evita el bloqueo de ruedas.

Como se precisó, la computadora del sistema regula la presión ejercida por si mismo, en base a unos valores establecidos- diferencia de velocidad de giro de las ruedas principalmente-, para conseguir la optimización de la frenada.

 
Fuente: deautos.com
Esta entrada fue publicada en CONSEJOS UTILES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s